Carillas Dentales

Carillas Dentales

Las carillas de porcelana también llamadas facetas cerámicas o frentes laminados , así como las coronas, se emplean en tratamientos de precisión de estética dental (u odontología estética) como solución para reconstruir una sonrisa dañada por alguna alteración en el color de los dientes, permitiendo al paciente volver a lucir una sonrisa perfecta.
Teniendo en cuenta que la expresión de la cara es lo primero que ve la persona con quien se entabla conversación, la colocación de carillas de porcelana es un tratamiento en auge en el sector dental que incluso permite al paciente superar la inseguridad que le provocaba el mostrar su antigua sonrisa defectuosa.
En una terminología sencilla, una carilla de porcelana es una lámina más o menos fina que cubre toda la cara frontal del diente, adhiriéndose a ella mediante una determinado tipo de cemento de resina (naturalmente no visible externamente).
Al no requerir de una intervención muy complicada o dolorosa, y al presentar resultados excelentes (en duración y aspecto natural), la colocación de carillas de porcelana es una técnica reconstructiva muy demandada entre los tratamientos odontológicos estéticos, sobre todo en aquellos casos en que la reconstrucción de una sonrisa es más complicada.
Muchos actores y actrices de cine, cantantes, famosos y otras personalidades, ya han mejorado sin que se note – el diseño de su sonrisa mediante este tipo de carillas. Históricamente, la colocación de carillas de porcelana era complicada puesto que no se disponía de materiales que garantizasen una adherencia suficiente y duradera a las piezas dentales.
Sin embargo, la evolución de dichos materiales cerámicos y las técnicas que se emplean actualmente en su colocación (es posible adaptar perfectamente las carillas a distintas formas de caras dentales), hacen que una carilla de porcelana correctamente adherida a la cara de un diente no presente ningún problema remarcable.

Hay que hacer incidencia en que es recomendable e incluso necesario el haber solucionado cualquier problema de salud dental antes de solicitar al dentista la solución a un problema estético. Sin embargo, en todas las clínicas dentales serias, si se identifica cualquier problema a la hora de evaluar una posible colocación de carillas de porcelana, se le indica al paciente la necesidad de tratar dicho problema previamente. Por ello, tras el tratamiento, el paciente no sólo obtiene una nueva sonrisa bonita, sino que además y lo que es más importante su nueva sonrisa es además perfecta en términos de salud e higiene dental.

consultas

CARILLAS DE PORCELANA PASO A PASO

Carillas Dentales de Porcelana

La colocación de carillas de porcelana suele hacerse en únicamente 2 sesiones: una de preparación y otra de colocación. Sin embargo, en caso de que el paciente tenga problemas de salud bucal (como presencia de caries o inflamación de encías), puede ser necesaria una sesión adicional para solucionar estos problemas previamente.

1ª Sesión: Preparación:
El primer paso es, lógicamente, diseñar la sonrisa que quiere conseguirse en el paciente, para que ésta quede perfectamente adaptada a su cara y le proporcione un aspecto natural y saludable. Se estudia el aspecto de cada diente, el color que se desea que tenga, la posición respecto a los otros dientes y respecto a los labios, etc.
Una vez se tiene el diseño de la sonrisa hecho, se procede a la preparación de cada diente del paciente para que puedan adherirse posteriormente las carillas de porcelana a ellos.
Para ello, generalmente es necesario quitar una pequeña capa de esmante dental (con fresas de corte) para asegurar que, en la sesión de colocación, la carilla cerámica quede permanentemente fijada a la pieza dentaria.
Asimismo, puede ser necesario definir la línea de la encía.
La cantidad de esmalte que se elimina es reemplazada por la carilla, por lo que el diente no pierde su tamaño original.
Dependiendo de la complejidad del caso y del tipo de paciente, el dentista puede decidir aplicar una pequeña cantidad de anestesia local durante el tallado de los dientes.
Finalizado el proceso de tallado del esmalte, el especialista toma una impresión de la boca del paciente.
A partir de ésta, en el laboratorio se preparan las carillas de porcelana mediante un moderno proceso de inyección o colado de la porcelana para que, cuando el paciente regrese a la clínica dental unos días después, puedan cementarse definitivamente.
Finalmente, en esta primera sesión, se fijan a la boca del paciente unos provisionales, generalmente de resina, que posteriormente se quitarán para fijar las definitivas.

2ª Sesión:
Colocación. En la segunda visita del paciente a la consulta del dentista, con las carillas cerámicas preparadas, se procede a la colocación de las mismas en la boca.
Una vez han cementado sobre el esmalte, no pueden hacerse cambios significativos en las coronas de porcelana, por lo que es importante que el odontólogo las coloque bien.
Como se ve, es un tratamiento dental totalmente personalizado, que se realiza de forma artesanal.

consultas